Liderazgo Remoto: La Experiencia de un Estudiante Internacional en Melbourne

Como estudiante internacional en Melbourne, enfrenté el desafío de liderar mi ONG socioambiental a distancia. Esta experiencia me enseñó valiosas lecciones sobre liderazgo remoto y gestión eficaz. Comparto aquí las estrategias que me permitieron mantener el rumbo de mi organización mientras estudiaba al otro lado del mundo.

El Poder de la Colaboración a Distancia

La presencialidad es crucial en proyectos socioambientales, especialmente cuando se trabaja en zonas andinas. La solución: contar con un socio confiable en campo. En mi caso, mi esposo Felipe, cofundador de la ONG, se mantuvo en Perú. Su presencia fue fundamental para las tareas que requerían contacto directo con las comunidades.

Sin un aliado en el campo, hubiera sido imposible mantener nuestra labor en las montañas.

Navegando la Diferencia Horaria

La diferencia de 15 horas entre Melbourne y Perú presentó un reto significativo. Adaptabilidad y sacrificio fueron clave:

  • Reorganicé mi horario de sueño.
  • Cambie mi turno de clases para que no afecte mis reuniones ni mis horas de sueño.
  • Las reuniones con Perú de la ONG las realizaba en mis fines de semana, durante las noches o madrugadas de Melbourne (esto último, no todos los días, de lo contrario hubiese sido insostenible).

Este ajuste no fue fácil, pero me permitió sincronizar esfuerzos con el equipo en Perú. Además, me regaló la oportunidad de disfrutar los espectaculares amaneceres de Melbourne, una experiencia que atesoraré siempre.

Digitalización: La Clave del Éxito

Mi experiencia en TI fue crucial para preparar la transición al trabajo remoto:

  • Digitalización previa al viaje: Implementamos procesos digitales mucho antes de mi partida.
  • Herramientas colaborativas: Adoptamos conocidos sistemas para la gestión de proyectos y la información colaborativa de la empresa. Con esto logramos que toda la información se encuentre centralizada, sea de fácil acceso y fomentamos la transparencia en el equipo.

Estas plataformas no solo facilitaron la colaboración, sino que también ofrecieron precios accesibles, ideales para emprendedores sociales.

No Pierdas la Motivación

A pesar de lo que muchas personas me decían antes de irme, nuestra ONG creció en número. Ahora, el equipo no solo somos mi esposo y yo, sino también 8 voluntarias que pertenecen a PreservandoLab, nuestro laboratorio de innovación.

No te desanimes cuando escuches a tu entorno decir que no podrás seguir porque estarás lejos. Los comentarios son valiosos y traen nuevas perspectivas, y agradezco mucho la preocupación de quienes lo hicieron.

Pero, un punto importante es autoconocerte. En mi caso, tengo muchos años trabajando en mi disciplina para poder realizar lo que me apasiona, como trabajar en grandes empresas, apoyar a la comunidad en voluntariados y hacer deporte. Claro que eso implica sacrificar otras actividades, pero cuando tienes claridad de lo que quieres lograr, puedes hacer que tu emprendimiento crezca.

Expandiendo Horizontes: Networking Global

La distancia física se convirtió en una ventaja para establecer nuevas conexiones:

  • LinkedIn se volvió una herramienta indispensable para conectar con aliados potenciales.

Consejo: Aprovecha tu estatus de estudiante internacional para acercarte a personas e instituciones que normalmente estarían fuera de tu alcance.

Estas estrategias me ayudaron a mantener y hacer crecer nuestra ONG socioambiental desde el otro lado del mundo. Liderar en remoto es desafiante, pero con planificación y las herramientas adecuadas, es posible lograr grandes cosas.

Deja un comentario